24 jul. 2011

Carne sobre carne !

Noche de cuadril y pastrón. Para nueve personas, salieron de rechupete. Sigue un testimonio gráfico garantizado para causar un aneurisma a los de PETA.

La colita de cuadril recibió un "dry rub" con especias durante ocho horas previo a la cocción. El pastrón a.k.a pastrami fue del tipo "curado casero" (no fiambre). 1300 gramos de pura delicia, comprado en Villa Crespo, en la calle Drago frente a la placita Pugliese. Altamente recomendable.



Ambos al horno, la colita en coccion normal. Como el pastrón ya venía curado, solo hubo que calentarlo bien, semisumergido en 50/50 de agua y vino blanco.

Le agregué algunos dientes de ajo al agua, para dar la impresión de saber lo que estaba haciendo. Lo di vuelta un par de veces para calentarlo parejo, y ya que lo tenía a mano, usé parte del líquido para humectar el cuadril.


Para engañar el estómago mientras se hacía el plato fuerte :


La carne nos tienta con sus frescos racimos. Espectacular, el pastrón se cortaba con el mango del cuchillo. Con la mitad de la pieza quedamos pipones.


Lo que quedó. Que manera de comer... y hoy almorzamos la otra mitad.

No hay comentarios: