11 dic. 2011

Sushi de Pollo al Pesto

Mike C. De Gandulfo presenta la foto-receta del dia :

Sushi de pollo al pesto.

Una rica entradita (o plato fuerte, depende de las fetas que se echen al coleto). La preparación, después del corte.


Cocinar con la cámara cerca permite atrapar la belleza de las cosas simples, como estos hermosos vegetales sobre una noble madera. Que tal ?


OK, basta de poesía y a los bifes. Construir un pesto sencillo de albahaca, perejil y ajo (sin nueces). Sal a gusto, pero con muy poco aceite.




Limpiar, deshuesar y desgrasar tres pechugas. Filetearlas en láminas delgadas, pero que no se rompan. Yo usé sólo el músculo principal de cada pechuga, los "lomitos" quedaron para hacer milanesas. Pueden usar el palo de amasar para aplanar los filetes, pero insisto, que no se rompan. Acomodar los filetes sobre un amplio foil de aluminio (en la foto se ve sobre nylon, se puede enrollar primero así y luego pasarlo al foil). La idea es lograr una superficie aviar lo mas plana posible. Pueden hacer cut-and-paste para que les quede un rectángulo, nadie los juzgará por esto.


Salpimentar y condimentar a gusto (comino y pimentón, en este caso). Pincelar con huevo batido, la idea es que el huevo actúe como un LoctiteTM a la hora de la cocción, ayudando a mantener la integridad física y moral del arrollado.

Depositar gentilmente una banda de pesto a 1/3 del borde, y otra de tomate picado fino (sin semilla ni líquido) a 1/3 del otro borde :


Ahora viene lo bueno. Usar el nylon o el foil, junto con toda su habilidad, para enrollar GENTILMENTE la pieza, sin que colapse en filetes individuales. Obviamente, el enrollado debe hacerse en forma PARALELA a las bandas de relleno.

Si se usó el nylon, al finalizar, transferir con cuidado el arrollado al foil. Envolverlo suavemente, cerrando las puntas, y atándolo con piolín a su mejor saber y entender. No tirar muy fuerte del piolín, que se rompe el foil...


Al horno moderado por 40 minutos, sólo darlo vuelta una vez a mitad de la cocción. Retirar del horno y dejar que vuelva a temperatura ambiente. Luego, a la heladera por 8 horas (yo lo preparé junto con el almuerzo, para servirlo en la cena).


Cortar el piolín umbilical y abrir el foil con cuidado y delicadeza.


Cortarlo en fetas, servir con pan fresco, rodajas de tomate y hojas de albahaca.


Beyond awesome. Buen provecho !

1 comentario:

Anónimo dijo...

Still testing