20 de jul. de 2013

Salmón Rosado Curado al Ouzo


Es un rato de trabajo, pero queda espectacular, incluso si no se dispone de bagels ni Philadelphia Cream cheese (con baguettes y Casancrem funciona muy bien y es 100% brunch-compatible).

Adaptación mía de una receta muy original que levanté de Souvlaki for the Soul, blog que combina tres de mis pasiones : Grecia, su cocina, y la fotografía. Pasen a saludar, es muy recomendable.


Los ingredientes. En el centro, la pieza de salmón rosado fresco, entre 400 y 500 gramos, con piel. De izquierda a derecha : fenogreco (semilla molida, dos cucharadas), paprika (una o dos cucharadas, depende de cuan ardiente lo deseen), sal gruesa (1 cucharada), un limón grande y jugoso, humo líquido (1 cucharada, opcional), pimienta (pizca), ouzo (1/4 taza), azucar morena (1 o dos cucharadas). No salió en la foto el perejil picado (a gusto).

La receta, luego del break.






Secar el salmón con toallas de papel. Extender un film sobre un recipiente amplio, y acomodar el filet, centrado y skin side down.


Tostar el fenogreco con calor moderado, sin que se queme. El perfume de esta especia es muy rico y penetrante. Se usa mucho en la India y segun wiki, tiene beneficios para la regulación de la glucosa en sangre y como estimulador para la lactación (materna).


Tostar suavemente la páprika, sin que se queme, claro. En un bol pequeño, mezclarla con el fenogreco y dejar que vuelvan a temperatura ambiente.


Rallar la cáscara del limón e incorporarla a las especias, junto con el jugo del ya mencionado cítrico.


Agregar a la mezcla el ouzo, haciendo una pausa para deleitarse en su perfume. Luego incorporar el perejil picado. Si tienen, una cucharada de humo líquido no hará daño.


Mezclar bien y disponerse mentalmente para el macerado.


Cubrir generosamente el salmón con la preparación, incluyendo los lados, y tratando de contener el líquido en los confines del film.


Envolver bien con dos o tres capas de film para que no haya filtraciones, tratando de minimizar el aire atrapado.


Lo dicho.


A la heladera por 48 horas como mínimo, skin side down, y con algo pesado y plano por encima.


OK, llegó el momento. Desenvolver el film con sumo cuidado. Bajo un chorro SUAVE de agua fría, lavar el filet por ambos lados hasta eliminar todo rastro del marinado.


Secar con toallas de papel, primero del lado interno y luego en la piel (para no terminar con escamas en la carne).


Con un cuchillo bien afilado, cortar fetas bien finas (sn cortar la piel) y servir sobre fetas de baguette previamente untadas con Casancrem entero (nada de light, descremado o bajas calorías, por favor).

Dee-lish ! Ideal para una cena romántica a la luz de la baliza de emergencia.


Al día siguiente está aún mas rico. El perfume del fenogreco y la cáscara de limón, el calorcito de la páprika y el mix de azucar/limón han impregnado el filet y lo han curado maravillosamente.

2 comentarios:

Leela DK dijo...

Leo por ahí que el ouzo huele a regaliz (onda caramelos "Media Hora"?)

Mike dijo...

Anís fuerte, es lo que mas se parece en mi opinión.