29 may. 2014

Chicken Piccata for dummies

Bueno, este plato lo hice hace un mes y medio, pero la verdad tenia fiaca de entrar a Blogger para volver a postear; hoy me decidí, con la curiosidad de descubrir si habían actualizado la interfaz para hacerlo más fácil -uno con el Feisbuq se mal acostumbra- y, por lo que veo, sigue todo igual que antes, así que sólo subiré las fotos de a una y veré qué escribo que no sea tan obvio.

(Intervalo - estúpido Blogger que me perdió todo lo que escribí a continuación y me hizo lio con apenas dos fotos; ahora sí las subí aparte al album y espero las tome, o si no largo ésto y lo mando al Feisbuq without further ado)

Probé la piccata hace dos años en un plato llamado swordfish piccata. Dado que no tengo pez espada a mano, aquí fue con pollo, pero si consiguen pez espada en la pescadería de su barrio -o de otro barrio pero cercano, sino tomará olorcillo durante el regreso- ustedes procedan.


Esta preparación consta de dos partes importantes:
  1. El chicken (o swordfish, etc)
  2. La piccata
Vamos en ese orden, pues:

Pechugas de pollo, sal, pimienta y harina
(si consiguen pechuga de pez espada, cuenten cómo hicieron)

Cortar las pechugas en milanesitas,
ubicarlas entre papeles absorbentes y darles unas pasadas con el palo de amasar,
para que larguen el agua.

Salpimentarlas y enharinarlas.

Dorarlas en aceite de oliva, y volver a ubicarlas en la asadera.

La piccata lleva dos tazas de caldo de gallina, otro cubito de caldo sin caldear,
tres cubos de manteca, el jugo de medio limón, alcaparras y una copa de vino blanco.

Poner todo lo mencionado a cocinar en sartén.

Recuerden que lo principal es cocinar con amor:
hagan un corazoncito con la espuma hirviente. I dare you.

Mientras se cuece el mejunje, picar perejil, y cortar la otra mitad del limón en rodajas.
Además hacerle un tajo a cada rodaja, que traspase la mitad o centro de la misma.

Perejilear las pechuguitas fritas en la asadera
(iba a poner "espolvorear con perejil" pero me pareció un poco tonto).

Cuando la piccata se reduce a la mitad, echarla sobre el pollo perejileado...

...ubicar las rodajas sobre los pollos, retorciéndolas a lo largo de los tajos,
en forma de eses (S), o de doses (2).
No volver a unir los extremos, de lo contrario se formarán cintas de Möbius y
el plato estará cocinándose eterna e infinitamente (y todos moriremos entretanto).

Mandar al horno por veinte minutos y, wallá (sic).

Acompañar con una guarnición neutra, como arroz blanco,
aunque también da para unas buenas papafritas.
Sepan que entre las alcaparras y el limón, la salsa va a tirar al agrio.



Enjoy!