28 abr. 2015

Spanakopita ! (σπανακόπιτα)

Pastel griego de espinaca, con masa filo y queso feta (como manda la ortodoxia).

La preparación, después del corte.






500 g. de masa filo. Para conseguirla, recomiendo dos despensas orientales, "Armenia" y "Damasco", ambas sobre Av. Scalabrini Ortiz y muy cercanas entre sí.

Vamos a usar la mitad, el resto se puede volver a plegar y congelar para futuro uso. Conviene sacarla de la heladera un rato antes de comenzar la tarea.


Mise en place. En el pote hay 7 (siete) paquetes de espinaca, lavados, ligeramente hervidos, exprimidos, cortados a cuchillo, y exprimidos nuevamente. Al final terminé usando un poco menos. La foto muestra tres huevos, finalmente usé 5 (cinco).

El queso feta de oveja se consigue en las arriba mencionadas tiendas orientales. El kilo cuesta al día de la fecha $AR 260, el paquete de la foto es de 320 g. y costó $AR 90.- Habré usado un poco más de la mitad para esta receta.

La ricota es descremada pero puede ser común, terminé usando la mitad del paquete, unos 250 g. aproximadamente. Para el enmantecado de la masa filo usé alrededor de 3/4 del pan de manteca de 200g.



Picar la cebolla de verdeo, saltear ligeramente y reservar. Picar el perejil y reservar. Batir los huevos (aquí se ven tres, el resto los incorporé junto con la espinaca). Preferentemente usar batidora, hasta que suba la espumita, pero antes del punto nieve. Sal (poca) y pimienta.


Salpimentar la espinaca. Incorporar DE A UNO, puñados de espinaca al huevo batido, exprimiendolos una vez mas antes de arrojarlos, y mezclando enérgicamente para que se integre. Incorporar la cebolla de verdeo salteada y el perejil. Sorry, me olvidé de sacar esa foto. Luego, desmigajar la fracción de ricota sobre la espinaca, mezclando suavemente. Repetir el proceso con la fracción de queso feta.


Idealmente, los quesos deben quedar con variedad de tamaños en la mezcla. Rectificar con sal y pimienta, NADA MAS. Ojo que el queso feta ya tiene su sabor intenso y puede resultar un poquitín salado.



En microondas a baja potencia, derretir 3/4 del pan de manteca. Con un pincel, enmantecar el fondo y lados de la fuente. Con EXTREMO CUIDADO, separar una hoja de masa filo y cubrir el fondo de la fuente. Enmantecar la hoja. Repetir el proceso hasta incorporar 6 o 7 hojas (aprox. la mitad de la masa que reservamos).


Incorporar la mezcla de espinacas y quesos. Gradualmente, con cuidado, en forma pareja sin que toque los bordes de la fuente, y tratando de mantener un espesor uniforme.


Desmigajar un poco más de queso feta sobre la superficie de la mezcla. Cubrir CON CUIDADO con una hoja de masa filo. Enmantecar la misma, y repetir el proceso con las hojas restantes. Con la parte redondeada de una cuchara, ir dando forma al pastel. Enmantecar con el pincel la hoja superior. El pastel se debe mantener en la heladera hasta 1 hora antes de comer. Precalentar el horno a fuego mediano.

MUY IMPORTANTE : Antes de meter en el horno, con un cuchillo de punta bien afilado, marcar las porciones cortando la masa filo superior hasta llegar al relleno, no mucho más. Esto es garantía para que una vez horneado quede fantástico y se pueda cortar sin problemas.


Que acabo de decir ? 30-35 minutos de horno, y he aquí la perfección. Chequear cada 10 minutos, si la masa filo se está bronceando demasiado rápido, conviene retirar la fuente y cubrirla con foil de aluminio, continuar el horneado, y retirar el foil los últimos minutos.


Behold the magnificent spanakopita ! Kali Oreksi !

1 comentario:

José Luis dijo...

Juro que la pruebo.